Homeopatía

Al contar con un laboratorio propio homeopático, bien separado del alopático, la elaboración de nuestros productos se realiza en una atmósfera pura, sin contaminación externa.

El proceso de fabricación de nuestros medicamentos es riguroso y realizado con personal altamente calificado, que se encarga del seguimiento y control durante todo el proceso.

En nuestro laboratorio homeopático se realizan los  proceso de trituración, dilución y la dinamización de los diferentes componentes.

En la actualidad los profesionales de la salud se manejan con homeopatía unicista y complejista.

Sobre la homeopatía

¿Qué es la homeopatía?

El concepto de homeopatía fue desarrollado por Samuel Christian Hahnemann en 1808, médico y químico alemán. El término homeopatía proviene del griego hómeos (similar) y páthos (enfermedad).

Está basada en el llamado fenómeno de la similitud y en la utilización de sustancias medicinales en pequeñas dosis. La cual afirma que si una sustancia es capaz de producir determinados síntomas y desórdenes en un individuo sano, cuando se la administra en pequeñas dosis en un sujeto enfermo desencadena reacciones reguladoras, reparadoras y, en definitiva, curativas, aliviando síntomas y corrigiendo desórdenes similares a los que genera en el sano

Medicamento homeopático
El medicamento homeopático se caracteriza por su método de fabricación que incluye dos etapas esenciales y le confieren su actividad: la dilución de la sustancia original y la agitación en serie. El resultado son medicamentos con muy baja o nula toxicidad, y efectos terapéuticos que se producen estimulando los propios recursos del organismo que de esta manera se fortalece.

Los medicamentos homeopáticos se elaboran a partir de extractos de plantas, sustancias minerales y sustancias de origen animal. Con mucha menor frecuencia, de algunas sustancias químicas de síntesis.

¿Qué aspecto tiene un medicamento homeopático? ¿Cómo se toman?
Los medicamentos homeopáticos pueden administrarse de maneras diversas. La forma más común y tradicional es la de pequeños glóbulos o gránulos de sacarosa o de una combinación de sacarosa y lactosa, impregnados con el medicamento. También se usan gotas con diferentes contenidos de alcohol (5 a 20%), gotas sin alcohol, pequeños sobres (llamados papeles) conteniendo 0,5 gramos de lactosa en polvo o tabletas de lactosa impregnados. Todas las formas anteriores se disuelven rápidamente en la boca.

Existen también medicamentos homeopáticos en cremas, pomadas, lociones, óvulos y colirios.

Formas de administración del medicamento homeopático

La principal vía de administración del medicamento homeopático es la sublingual. Como consecuencia de esto se recomienda para las formas farmacéuticas más comunes seguir el siguiente procedimiento:

Glóbulos y Tabletas: contarlos en la tapa del frasco sin tocarlos con los dedos y disolverlos bajo la lengua lentamente.

Dosis de glóbulos y papeles: disolver el contenido (glóbulos o polvo) bajo la lengua lentamente.

Bebidas y Gotas: se dosifican en cucharadas o gotas (pueden mezclarse con agua mineral) dependiendo la prescripción médica y se debe mantener el líquido en la cavidad bucal durante 30 segundos aproximadamente antes de tragarlo.

Formas conservación del medicamento homeopático

Es conveniente tener las siguientes precauciones durante el tratamiento homeopático:

-Tomar el medicamento lejos de las comidas (fuera del horario comprendido entre una hora antes o dos horas después de las mismas)

-Evitar la ingesta de alimentos con picantes o salsas, café o licores.

-Evitar el uso de perfumes, ya que las sustancias aromáticas inactivan o disminuyen el efecto del medicamento.

Para una adecuada conservación de los preparados y debido a las características tan particulares de los mismos, se recomienda guardarlos en un sitio fresco, seco y al abrigo de la luz, evitando la cercanía de sustancias aromáticas (mentol, alcanfor, naftalina) y motores que puedan generar campos magnéticos que destruyan la actividad del medicamento.

Estas recomendaciones son de carácter general, pero hay que tener en cuenta que la forma de administración responde principalmente a la indicación del médico, ya que éste es el único que conoce su historia clínica debidamente y el porque de la forma de toma del medicamento. Por eso que ante cualquier duda “CONSULTE A SU MEDICO” o al FARMACÉUTICO que es el profesional que está en condiciones de brindarle asesoramiento adecuado.